viernes, 14 de diciembre de 2012

Un año de parálisis

Cumplimos ya un año de Gobierno del PP. En este año de parálisis se ha limitado a evitar que nos intervengan, cuando de hecho estamos intervenidos a efectos prácticos. Ha subido todos los impuestos, ha recortado el poder adquisitivo de las pensiones con el subterfugio de no aumentarlas el IPC y aumentar por el contrario los impuestos que pagan los que las perciben. Judas Rajoy ha conseguido tener cabreados a todos los sectores del país: los pensionistas han perdido poder adquisitivo; los dependientes están abandonados; los autónomos están acosados con impuestos y sin prestaciones a cambio, además de arruinados porque las administraciones no les pagan los cientos de millones de euros que les deben. Los miembros históricos del PP, como Ortega Lara, María San Gil,.. han abandonado el partido o han sido relegados y sustituidos por una corte aduladora de rajoyitos y sorayitos grises. El PSOE al menos contentaba a su clientela, estos tienen cabreados a los funcionarios por reducir sus prebendas, y a los autónomos que todavía se resisten a cerrar a pesar de estar estrangulados aún más a impuestos.

El caso de las farmacias es sangrante. Ayer se dio a conocer lo que le ha sucedido a una farmacéutica a la que la Administración autonómica le debe 60.000 euros en medicinas. La farmacéutica ha estado durante meses financiando de su bolsillo las medicinas que le piden los pacientes, y para ello ha hipotecado su casa. Ahora se enfrenta a una deuda con el banco de 13.000 euros y va a ser desahuciada. Sin embargo, nadie desahucia a la Administración que le debe 60.000, ni se le da la posibilidad de transferir esa deuda a estos políticos sinvergüenzas.

El Cobarde sigue sin hacer cumplir la Constitución al negarse a disolver la autonomía de Cataluña. Sigue prevaricando al no hacer cumplir las sentencias del Supremo que la corrupta Generalidad reiteradamente se niega a cumplir. Tampoco se atreve a iniciar su imprescindible reforma, a cambiar la ley electoral y a elaborar una ley de huelga que lleva pendiente 34 años.


El Fiscal General del Estado se niega a investigar el 11-M aunque ya es clamorosa la chapuza de encarcelar a un único culpable con el testimonio, presuntamente comprado y convenientemente modificado, de dos rumanas. También se niega a destituir al fiscal de Cataluña que en lugar de investigar la corrupción de Pujol, Mas y familias, ¡investiga al periódico que da la noticia! ¿Se pueden imaginar ustedes que un fiscal en Estados Unidos investigara al periódico que denuncia el robo de más de cien millones de euros por parte de un partido político, en lugar de investigar a esos políticos?

Bien. Para aquellos que lean esto y no vivan en España, sepan que en este país de locos un niño español no puede estudiar en español en cualquier parte del país; que si usted tiene un negocio en Cataluña y se le ocurre poner un cartel en español, será multado por las autoridades; que un lamentable politicastro ha lamentado que los niños españoles hablen en español en el recreo; que después de un año seguimos con 5 millones de parados y con el consumo por los suelos; que nadie se anima ni a gastar ni a invertir en un negocio; que el recorte en medicamentos y servicios médicos sigue aumentando; que los nacionalistas corruptos siguen campando a sus anchas; que los autónomos se hunden cada vez más en su ruina; que los funcionarios siguen cabreados, unos con razón y otros sin ella, unos protestando por el recorte de servicios a los pacientes, y otros por el recorte de prebendas a los funcionarios; que los periódicos siguen cerrando; que el mercado de coches está bajo mínimos y el de vivienda, muerto...

Lo peor es que no se vislumbra nada mejor en los próximos años. Parece que el único objetivo de El Cobarde es mantenerse hasta las próximas elecciones, que quizá pierda si enfrente tiene algo menos acabado que este PSOE rubalcabita, o que quizá gane sin mayoría, con lo que las concesiones a nacionalistas asesinos y a nacionalistas ladrones ya serán inimaginables.

¡Pobre España! Eso si: el problema no son solo los políticos corruptos e ineptos: hay millones de españolitos que han votado partidos que llevan décadas inmersos en la corrupción y el robo, cuando no en el asesinato y el secuestro; hay millones de votos a un partido como el PSOE que ha mentido reiteradamente durante años, ha empeorado la crisis con sus decisiones y su corrupción y ha falseado las cuentas ocultando 30.000 millones de déficit adicionales. A pesar de ello, este partido implicado en el fraude de 1.000 millones de euros en Andalucía, sigue gobernando al sur de Sierra Morena.

Seguimos con miles de ayuntamientos, miles de parlamentarios autonómicos, miles de funcionarios en las diputaciones, empresas públicas, fundaciones, innumerables cadenas de televisión...

Este país está enfermo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada