martes, 26 de febrero de 2008

El debate del mentiroso

Ayer tuvo lugar un debate entre los dos principales candidatos a estas elecciones de mentirijilla. De mentirijilla porque no se ha modificado la Ley Electoral, el Tribunal Constitucional casualmente no se ha pronunciado sobre el Estatuto de Cataluña, y con la situación actual sólo es previsible que ocurran una de estas dos cosas: - Que el PSOE vuelva a ganar, sin mayoría absoluta. Volverá a sus pactos con los separatistas, volverá a negociar con ETA, no tiene proyecto económico para la que se nos viene encima, y carecemos de política exterior con países medianamente decentes. - Que el PP gane por los pelos, sin mayoría absoluta. Es una incógnita lo que podrá hacer. En cualquier caso, no podrá acometer las reformas de fondo que ya resultan imprescindibles (y que Aznar debería haber adoptado con su mayoría absoluta...). Lo menos malo es que, aunque no haga nada, al menos impediría al PSOE seguir haciendo disparates. El texto íntegro del debate se puede encontrar aquí. A mí me llamó la atención la somanta de tortas que Rajoy le sacudió en determinados momentos al grogui ZP. Conté 13 veces en que le llamó mentiroso, de una u otra manera, y el "solemne memo" del talante circunflejo: chitón. La callada por respuesta. Quien calla otorga.... ¿Puede un presidente de un país medianamente respetable mantenerse en el cargo mientras tiene que tragarse, una tras otra, las acusaciones de que es un mentiroso? En Estados Unidos, no duraría dos telediarios. Aquí, a lo mejor le reeligen. ¡Qué pena!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada