miércoles, 10 de septiembre de 2008

Jueces, militares y el ridículo

Mientras la ministra pasea a su rorro por la azotea del Ministerio de Defensa, trescientos oficiales llevan al Gobierno a los tribunales por la Ley de la Carrera Militar. "El pasado lunes se dio un hecho sin precedentes en la historia militar de España: 302 oficiales de la Escala Superior de la Armada llevaron a los tribunales al Gobierno de Rodríguez Zapatero por la Ley de la Carrera Militar, puesta en marcha en 2007 por el Ejecutivo socialista." Según informan ABC y Libertad Digital, para los militares el problema es que la citada ley no respeta el sistema de antigüedad y méritos en al escala militar.



Por otra parte, ya tenemos nuevo Consejo General del Poder Judicial. Los partidos se han repartido los cromos, ya sin pudor alguno, y han colocado a antiguos diputados y miembros de sus respectivos partidos, para gobernar el que se supone que debe ser uno de los tres poderes independientes del Estado. Es decir: el poder legislativo ha nombrado al gobierno del poder judicial, con lo cual tenemos que los que deberían juzgar los actos de los legisladores han sido nombrados por los mismos legisladores. Bajemos a la calle. ¿Le parecería a usted normal que las empresas se reunieran para elegir a quienes nombran como inspectores de Hacienda? Seguro que a cualquier empresa le parecería fantástico... Ya tienen buen cuidado los políticos de no dar a los ciudadanos que les pagamos el sueldo, las mismas prebendas que se conceden a ellos mismos. A algunas asociaciones de jueces les ha dado vergüenza ajena y se han negado a participar en el trapicheo, como informa Expansión.

Un paso más en el camino que lleva a la total desarticulación del estado de derecho. Camino que inició el hermano de "miemmano" allá por 1985, cuando declaró muerto a Montesquieu. Supongo que pronto conoceremos la sentencia aprobatoria del Tribunal Constitucional acerca del inconstitucional estatuto de autonomía de Cataluña. Ya habrá llegado el momento en que se atrevan, sin pudor alguno, a declarar constitucional aquello que es flagrantemente inconstitucional. ¿El siguiente paso será aprobar también el referéndum ilegal del lehendakari nazi?

¿Y qué hace la presunta oposición, con Judas Rajoy a la cabeza? El rídículo. Vean:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada