martes, 11 de diciembre de 2007

El negocio de la política

El presidente de la Comunidad de Castilla-la Mancha, el socialista José María Barreda se subirá el sueldo el próximo año más de 50.000 euros, según aparece en ABC. Una subida aproximadamente del 75%. ¡Toma IPC! ¡Y después dicen que están en la política por vocación, que se podrían retirar a la vida privada....! Según su página web, Barreda es doctor en Geografía e Historia. Me pregunto cuántos doctores en Geografía e Historia ganan más de 100.000 € al año en este país. O simplemente, cuántos doctores lo ganan en la empresa privada. Al menos, nos queda el consuelo de saber que le estamos pagando un pastón a todo un doctor, no como en Cataluña, que se lo pagan a un bachiller, el famoso bachiller Montilla, catalán de Córdoba y estudiante de catalán en sus horas libres, para no tener que hablar su lengua materna, la lengua de los charnegos, que sólo hablan 400 millones de personas en el mundo. Eso sí, puede presumir de ser el bachiller mejor pagado del mundo, probablemente. También sería interesante saber a cuántos trabajadores nos van a subir el sueldo un 75% (algo que sería completamente merecido, por otra parte...) Claro que nosotros, los ciudadanos de segunda o tercera clase, no tenemos el privilegio de fijar por decreto nuestro propio sueldo. Eso queda para nuestros amados gobernantes, los políticos profesionales. Esos mismos que se olvidan de nosotros durante 4 años, y cada cuatro años se acuerdan obsesivamente para que metamos un papelito con su nombre en una urna, y así garantizarse otros cuatro años de prebendas. Y es que, en números redondos, 100.000 euros al año, por cuatro años.... En un par de legislaturas, algunos hacen el esfuerzo sobrehumano de "abandonar la política" para "dedicarse a su familia", a la que han tenido abandonada en la miseria de los cientos de miles de euros por caridad hacia nosotros, los ciudadanos de tercera. ¡Gracias, políticos! ¡No sé qué haríamos sin que os cobrárais vuestro sueldo de nuestros impuestos! En realidad, tampoco suelen abandonar la política, sino que vuelven periódicamente a ella, o están ocupando algún cargo "oculto" de consejero en alguna diputación o algún banco. Y si no, pues siempre hay alguna empresa amiga ("Porque si pasa algo, está la SER..."), donde nos podemos enchufar en alguna tertulia. Y lo mejor de todo, es que todo es perfectamente legal. Quien hace la ley ..... Un chollo, vamos. Ni siquiera importa que seas un genocida, tipo Carrillo. Da igual. Asiento de primera en tertulia de la tarde para don Santiago. Que te baja un poco la audiencia, pues nada, haces unas declaraciones lo más escandalosas posible, y ¡otra vez estás en el candelero! ¡A vivir, que son dos días! ¡Qué título tan bueno para un programa de radio de la cadena amiga...! En fin, el negocio de la política, vamos. No es Barreda el primero ni el último. Ni el mejor ni el peor. Simplemente es uno más del negocio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada