lunes, 14 de abril de 2008

La panda de ZP

Por fin sabemos cuál va a ser el nuevo ¿gobierno? de ZP. Si lo piensas un poco, era perfectamente previsible. ¿Qué iba a hacer un individuo que se caracteriza por su escaso amor al trabajo, su irresponsabilidad y su amoralidad? Pues nada. Dejarlo todo como está.Menos trabajo. Además, ¡para chulo, yo!, deja en la poltrona a la inepta ministrilla de Fomento, y al ministrillo del piso con tiestos de 200.000 €. Por si fuera poco, coloca en Defensa a una mujer que no tiene experiencia alguna en el área de Defensa, y que en pocos meses estará de baja por maternidad. Todo esto, mientras Marruecos compra F-16 a Estados Unidos, fragatas a Francia, y construye una base naval en Tánger. Ya se ve la importancia que le da este irresponsable a la defensa nacional. Ojalá no tengamos que lamentarlo más seriamente. En cuanto a economía, parece que Solbes va a comenzar con otra de las suyas: despilfarrando 6.000 millones de euros, a razón de 400 euritos por cada uno de los que ZP diga. En total, parece que va a tirar 10.000 millones de euros, a sumar a los mil millones que ya hemos perdido con la venta de las reservas de oro, que con su vista de lince, este vicepresidente de la nada ha hecho este año, cuando el oro estaba subiendo su cotización en todo el mundo. En exteriores, seguiremos al nivel de Rwanda. Cero a la izquierda. Sigue Moratinos... Un ministerio de igualdad, que ni siquiera su titular sabe para qué sirve. Mantiene a la de educación, a pesar de las decenas de miles de objeciones a EpC, y además la suma competencias en asuntos sociales. Y esta mañana preguntaban en la SER si este gabinete es para la Champions, para la UEFA.... Este gabinete es para jugar la promoción de segunda B, y gracias. Ya no es sólo que sean probados incompetentes, animales de partido en muchos casos, cuya única experiencia ha sido medrar desde las concejalías de algún ayuntamiento (preferentemente catalán o andaluz, los graneros de votos....), desde que estaban en la veintena, sino que ni siquiera se conocen entre sí, ni están coordinados. Alonso, no sabe ni cómo se llaman. Véase. Vamos listos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada