sábado, 14 de junio de 2008

God bless the Irish!

¡Dios bendiga a los irlandeses! Gracias a unos pocos miles de ellos, ha quedado en evidencia, una vez más, la burocracia europea que nos quiere imponer una Constitución supranacional que nadie les ha pedido, y que han elaborado unos políticos a los que no hemos autorizado, y que además, no nos dejan votar en todos los países, por si acaso ocurre como en Francia, y ahora en Irlanda. ¡Vaya espectáculo bochornoso de los burócratas superbienpagados de Bruselas!



La misma página de la UE dice textualmente: "El Tratado de Lisboa modificará los dos textos fundamentales de la UE: el Tratado de la Unión Europea y el Tratado constitutivo de la Comunidad Europea. Este último pasará a llamarse Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea. Además, el nuevo Tratado incluye diversos Protocolos y Declaraciones."

¿A usted le han preguntado qué opina sobre algo tan importante? ¿le han enviado un ejemplar a su casa, gastando unos pocos de los miles de millones de euros que nos cobran por su burocracia? ¿le van a preguntar qué opina, en un referéndum? A mí, tampoco. Si quiere, en esta dirección puede bajarse el tocho del tratado, si tiene ánimo y tiempo para leerlo: Tratado de Lisboa. Si no dispone de tanto tiempo como los políticos a los que pagamos el sueldo, puede leer algunas razones para el NO, en la página de lanacion.es

¿Acaso existen unos partidos políticos de ámbito realmente europeo, que hayan hecho campaña para elegir unas cortes constituyentes? No tenemos un presidente europeo, ni un gobierno europeo, ni una política exterior conjunta europea, ni un ejército europeo, pero, eso sí, quieren que tengamos una ley que nos obligue a todos los europeos por encima de nuestras legislaciones nacionales, y además quieren aprobarla sin dejarnos votarla. Es alucinante. Más bien, vergonzoso.


fuente: Irish Times


Al final, ha sido casi como en las Termópilas: unos pocos han salvado a muchos, afortunadamente, sin derramamiento de sangre. Pero ha estado casi igual de ajustado, según The times, debemos este éxito de la libertad a sólo 109.964 votantes, que ha sido la diferencia por la que el NO ha vencido. En total, unos 860.000 votantes irlandeses, que no se han fiado de lo que les decían sus políticos, han conseguido pegar una patada a esta birria de Constitución Europea versión 2.0 que nos quieren colar de tapadillo, después de que la primera versión se fuera al garete. ¡Thank you!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada